Inicio » Blog » Compliance » CONVERSACIONES SOBRE COMPLIANCE Y NEURODERECHO.

CONVERSACIONES SOBRE COMPLIANCE Y NEURODERECHO.

El día 10 de junio de 2021 se realizó el evento “Neuroderecho, conversaciones iniciales sobre Compliance y Neuroderecho. Desafíos regulatorios de la neurociencia”, con la participación estelar del profesor Roberto Andorno, quien dicta la cátedra de derecho biomédico y bioética en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zúrich, Suiza.

1. Dr. Juan Carlos Moncada – Socio Director de Moncada Abogados

El Dr. Juan Carlos Moncada, socio director de Moncada Abogados, dio sus palabras introductorias en las que resaltó la importancia de adaptar los sistemas de Compliance a las nuevas necesidades del mercado y, sobre todo, al crecimiento de la tecnología.

2. ¿Neuroderechos, una nueva categoría autónoma de DDHH?

La exposición del Dr. Andorno se centró en la importancia de los Derechos Humanos y su relación con la neurotecnología, particularmente el área gris en la que nos encontramos actualmente en materia de neurociencia y su injerencia en las garantías fundamentales de las personas.

¿Hasta qué punto podemos proteger nuestros datos mentales de potenciales injerencias? El Neuroderecho busca resolver diversas interrogantes relacionadas con el derecho y sus ramas (penal, civil, temas procedimentales y, sobre todo DDHH). En materia de Neuroderechos nos encontramos en una terra incógnita, resaltando los avances que se han presentado en la legislación chilena .

Adicional a los temas médicos y biológicos, existe una gran posibilidad de avance. Están en juego las mentes, pensamientos, actitudes, memorias y deseos personalísimos, sujetos a nuestra condición de personas y seres humanos.

¿Si nuestros cuerpos están protegidos ante los daños legalmente, por qué no nuestras mentes?

Discutiendo acerca de las escuelas de pensamiento penal de los tratadistas clásicos Ferri y Lombroso, el Dr. Andorno enriqueció la discusión sobre como uno de los nuevos retos del sistema jurídico que conceptualiza los Neuroderechos es demostrar la existencia y la conceptualización del libre albedrío como definición de los actos humanos, planteando de esta manera, la necesidad de fortalecer nuestros sistemas jurídicos ante modificaciones del sistema de responsabilidad que puedan afectar la seguridad de las instituciones.

El profesor Andorno señaló que las nuevas tecnologías tienen la posibilidad de acceder directamente al dominio de nuestra mente, poniendo de presente el ejemplo de Neuralink, el uso de tecnologías en China para verificar la productividad de los trabajadores, y el uso cada vez más común de escáneres cerebrales para analizar patrones de comportamiento.
Por lo anterior, se resalta el valor de la “Libertad Cognitiva” como un espacio de desarrollo personal, privado, donde las situaciones se quedan en la esfera íntima del ciudadano.
Esquema de los Neuroderecho
El profesor Andorno nos propone 3:

1. Derecho a la privacidad mental.
Este Neuroderecho hace referencia a la protección general de la privacidad, apuntándole a proteger la información que se encuentra reservada en nuestros cerebros y cómo la comunicamos o la almacenamos en contra de la intromisión de terceros.

2. Derecho a la integridad mental.
Este Neuroderecho busca la protección de nuestra mente contra los daños de los que pueda ser sujeta por los ataques de terceros. Se deriva del derecho a la salud mental, reconocida como parte del derecho a la salud.

3. Derecho a la continuidad psicológica.
Este Neurodercho se enfoca en prevenir el cambio de la personalidad y el libre albedrio de una
persona como medio de protección de su identidad ante la alteración ejecutada por terceros.

Lecturas recomendadas:
-HACIA NUEVOS DERECHOS HUMANOS EN LA ERA DE LA NEUROCIENCIA Y LA
NEUROTECNOLOGÍA, de Marcelo Ienca y Roberto Andorno. Puede consultarse en la página web http://analisisfilosofico.org/index.php/af/article/view/386/295.

Al finalizar la intervención del Dr. Andorno, se conformó un panel magistral de discusión,concediéndose primero la palabra a la Dra. Martha Oyuela, a quien se le consultó ¿Cuáles serían los retos bioéticos de la implementación de las tecnologías?

La Dra. Oyuela retoma la propuesta de la neuroética planteando las dos acepciones del término.
Reconoce la necesidad del marco ético y jurídico necesario, pero también señala los juicios morales de los seres humanos que derivan en nuevos comportamientos: ¿Los seres humanos tenemos derecho a perfeccionar el cerebro? Ante enfermedades estamos seguros de que sí, pero ¿podemos ir más allá de esto? En casos de demencia senil, hasta dónde va el concepto de cerebro ¿persona es igual que cerebro? ¿cuándo inicia nuestra personalidad, cuándo finaliza? ¿hay algo más allá de la persona como cerebro a partir de la dignidad humana?
Hay preguntas más profundas, nos señala la Dra. Oyuela, invitándonos a discutir sobre los problemas relacionados sobre la modificación del ser humano y la eugenesia.
A la pregunta sobre si la profesión médica se encuentra lista para los retos de la era digital, nos señaló que se debe tener presente no ir a extremos, la disciplina médica debe ir a la interdisciplinariedad, sin escepticismo ni satanización, analizar de manera crítica los avances para los seres humanos desde la investigación. Se plantea la democracia tecnológica para la creación de un marco ético que cree límites a los avances tecnológicos a partir de la participación ciudadana.

Posteriormente nos acompañó el Dr. Virgilio D´Antonio quien nos comentó sobre la posición de los Neuroderechos en Europa, dejándonos las siguientes reflexiones:
-Cuando la tecnología permite reproducir al cerebro, tenemos nuevas áreas de mercado,neurociencias, neuromarketing y Neuroderecho.
-El análisis del comportamiento, correspondiente a una nueva área cerebral, permiten un nuevo análisis, a través de coordenadas, la verificación de contenidos mentales dirigidos a nuevas críticas sobre el análisis de datos mentales.
– La forma de mejorar a los seres humanos, el derecho al olvido individualizado y el dominio mental, privado por excelencia, se encuentra en peligro. El datismo, la desestructuración del ser humano en bases de datos, es un peligro para la individualidad.

Los verdaderos Neuroderechos buscan proteger la individualidad, desde una perspectiva de actualización de los derechos humanos y la protección de la integridad mental, comentando su importancia en Italia desde el derecho a la salud.
Destaca el proyecto de la Comisión Europea de 2021 que busca proteger a los seres humanos, basados en un enfoque de riesgos, para prohibir los sistemas de Inteligencia Artificial que manipulen las opiniones y decisiones de las personas y que busquen el control de las masas. Son riesgos elevados y por lo tanto se enfocan en un concepto de Accountability y el cumplimiento de las normas.
¿Cuáles son los datos que se deben proteger? Están en constante cambio, ojo con la actividad neuronal, cómo se protegen los datos emitidos, qué es un pensamiento y cuándo se emite. Esto es una discusión jurídica y antropológica.

Nuevos sistemas como el habeas corpus y el habeas data en materia de Neuroderechos: un habeas mentem, que protege a la persona interior desde un análisis prospectivo de los Neuroderechos.

Finalmente, participó en nuestro panel de discusión el Dr. Cesáreo Rocha, a quien se le pregunta sobre su posición en torno a las ponencias, la responsabilidad:
El Dr. Rocha nos resalta la importancia de la discusión del Dr. Andorno y la Dra. Oyuela, La discusión de nuevas éticas, de prevención en la relación hombre máquina y del poshumanismo, lo que se puede hablar de inteligencia artificial y Neuroderechos, los algoritmos y la preservación de los datos personales, mentales y el reconocimiento del habeas mentem (derechos privados protegidos por la neurociencia y el neuroderecho).

Nos señala que la próxima edición de su libro de Derecho y Neurociencias se enfocará en los hechos que agitan a la humanidad, un juicio inspirado en el libro Homo Deus de Yuval Noah Harari.

El mayor poder puede ser la fe, pero para el autor es el conocimiento científico. La ética son linderos a la investigación científica, la máquina no puede desbordar al hombre, no hay que caer en el poshumanismo.

No hay que sumarse al revuelo de la inteligencia artificial. La ciencia se lleva por los principios, la ética y la moral, así como una filosofía del conocimiento, el transhumanismo debe ser rechazado por los gobiernos democráticos y deben presidirse por la razón y los conceptos científicos al favor de la humanidad. Los algoritmos deben seguir al servicio de la causa humana, jamás sustitutivos de sufunción.